MATIAS MILLACURA †

Artesanos Maestros vigentes en su oficio, Chiloé.

$ 0

Artesano en rabeles.
Es artesano hace 18 años. Siempre le ha gustado la música, y desde muy joven aprendió a tocar acordeón y guitarra. Luego comenzó a elaborar  instrumentos musicales de cuerda, primero haciendo réplicas en base a la observación directa de ellos. El rabel, que es de origen árabe-español, lo construyó observando  fotografías de una enciclopedia.  
Cree que en la elaboración del producto le ayuda el poseer habilidades naturales para la música, ya que aprendió por sí mismo a tocar diversos instrumentos. Su hijo también los sabe construir, y aunque no participa activamente del oficio, a don Matías le gustaría que su hijo continuara con la labor, sabiendo que a éste no le interesa como actividad económica.
El taller donde trabaja fue un regalo de la ex Primera Dama, Luisa Durán. Aunque utiliza herramientas eléctricas en el proceso, el instrumento no ha variado desde su origen, sólo se diferencia en el tamaño, ya que pueden ser de diversas medidas. Generalmente, los rabeles de menor volumen son utilizados como adorno,  a pesar de poseer las mismas características que los utilizados como instrumentos musicales, y de que ya no puede trabajar como antes, porque tiene problemas en la visión.
Don Matías extrae las maderas de su propio predio y de otros cercanos autorizados por CONAF. Dice que casi no se cortan árboles para este trabajo, porque no se ocupa tanta madera, entonces aprovecha los que ya se ha utilizado en otras labores. No usa plantilla, ya que las medidas las mantiene en memoria. Parte haciendo el ahuecado y más tarde lo deja secar. Para flexibilizar las maderas utiliza agua caliente y durante el proceso también maneja herramientas eléctricas. Hace todo de madera: el tiracuerdas, el puente, las clavijas de luma (Amomyrtus luma), y el arco de alerce (Fitzroya cupressoides) o cirueillo (Embothrium coccineum),  comprando solamente las cuerdas. Finalmente, para que quede bien terminado, debe ser parejo y con buena resonancia.
Comercializa en su casa, lugar que utiliza para vender a personas que llegan especialmente a visitarlo y conocer su trabajo. A la gente le llama la atención un instrumento diferente. Además, les gusta ver al artesano elaborando su producto. Le ha ayudado la cercanía del Parque Nacional Chiloé y CONAF, organismo que constantemente utiliza como contacto para que turistas lleguen hasta su hogar. También comercializaba en Santiago, en “Artesanías de Chile”, tienda que le hacía pedidos regularmente. Siempre ha tenido alta demanda de sus productos, incluso mayor a su capacidad de producir. Lamentablemente, hace más de una año no puede trabajar porque tiene un problema en la  visión, lo que ha disminuido sus ingresos, no pudiendo acudir al oftalmólogo. Pero si pudiera volver a trabajar, continuaría con su labor, aunque sin ampliar sus volúmenes, sólo con lo que su capacidad  le permite.
Chanquin. Comuna Chonchi. Sept, 2006.
"Artesanos Maestros vigentes en su oficio, Chiloé". Proyecto Fondart 2007

Fotografías Stefan Bartulín C.